Una mosca parada en el precipicio de la Tierra, es decir, la mesa cuadrada de la cocina que compraste en la barata de Muebles Troncoso, duda. No se atreve a dar el salto. Quizá por ansiedad o simple aburrimiento. ¡De lo que se pierde! En los bordes del espacio sideral hay una constelación de pañales y yogures con mucha azúcar de los cuales podría sacar provecho.

Quiero entender que la constante de la existencia, añade poco a decepciones que rebasan nuestra capacidad de entendimiento. Lo más normal es que nos retiremos a las costas donde nuestra pereza pueda reposar como un león marino. Hasta ahí se jodió todo. Si algún colega de la oficina sugiere, si acaso, bajarse hasta Indios Verdes en vez de Deportivo 18 de marzo, lanzamos un grito en el cielo cien veces más grotesco que Neymar. No nos gusta perder.

La única solución consistiría, entonces, en sacarnos los ojos, la nariz y las papilas gustativas, de forma que, sin ver por donde va uno, sin escuchar qué rock están tocando o qué pizza con anchoas están horneando (menudo olor a mierda), ni siquiera tendríamos percepción en estar de la chingada. Pero, tampoco sirve ponernos a jugar al nihilismo: ¿cómo carajos sentiríamos aquello que no sabemos que sentimos? La alternativa B es poco sustanciosa. Vivir engañados en otro universo de rosquilla tarde o temprano colisionará con el verdadero, causando una paradoja en el Cosmos Mayor que impedirá a los papás de Marty conocerse y a ti, resolver el polinomio cuadrado que te impide pasar de segundo de secundaria.

Entonces, no hay que ser mamones exagerados. Si el remedio de todos los males es cruzar el charco, volar sobre basura o hacerse la liposucción, ¿cuál es el problema con el qué dirán? De todas formas tú crearás una estela de luz alrededor tuyo, que a algunos dejará ciego y a otros les impondrá un bronceado al estilo José Luis Rodríguez “el puma”, hasta en las nalgas. Sea cual sea el resultado, nadie se va invicto de esta vida. Todos quedamos en deuda… hasta los del SAT.

Derechos Imagen: elmundoanimals.blogspot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s