Lindo poema de miércoles. No toque el pollo si no está lavado, luego le van a querer cobrar la salmonela cuando termine de pagar la tenencia. Sale muy caro ser valiente.

Tenebroso andar por los confines que sangran las axilas del mar. Cientos de hombres han quedado descoyuntados. Se acabaron la miel para los hot cakes y ya no hay plumas con que rellenar las almohadas.

Un arco dispara un perro a 5 centímetros por siglo. Yo me tardo menos en vestirme con un traje de lentejuelas. El pantalón me corta la circulación, pero siempre ando con una sonrisa que el empleado del banco envidia. No me quisieron prestar 500,000 dólares para enviar pollitos de hule a la luna.

El vecino llamó a la policía. Dice que por las noches se oye mucho ruido en el octavo piso. Se le dijo hasta el cansancio que no se preocupara. Es el fantasma de don Eustaquio con deseos de cobrar la renta. Nadie le paga. Acá debemos hasta los dulces a Hacienda. Alguien nos dijo que podemos evadir impuestos con sueños húmedos. Los orgasmos se cotizan muy alto en el mercado negro.

Sobre el jardín se acuestan las hormigas después de devorarse las manzanas. Ya estoy harto de ellas. Pienso envenenarlas. Pero hay una cosa que no había pensado. Los cadáveres atraerán a cucarachas, y éstas llamarán a los pájaros, y éstos serán presa de las serpientes, hasta que el mundo decida usar el cascabel como arma de destrucción masiva. Eso altera a cualquier piel. Nunca tomen sol en domingos. Las marcas del Señor nos recuerdan a los presos que ya no pueden ordenar daiquiris mientras esperan a su abogado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s