Bájate un drama del Spotify y ponte a patinar…

Una vaca hace un salto de garrocha hasta la luna y en lugar de una medalla recibe unas botitas de estambre para caminar en la pradera. Afuera ya se acabó la guerra. La tensión se disipa. Es un buen momento para hacer ejercicio también.

Deberían inventar unos chilaquiles Come and Get Your Love”, de esa forma sabríamos si nos están tomando el pelo con el seguro de vivienda o el burócrata se fue a comer con su amante al Sangrons de la esquina. En términos geométricos, por cada divorcio hay una casa solterona que no se quiere quedar con los fantasmas de un matrimonio.

Veamos, pues. Los fragmentos de prosa son estaciones que nadan hacia una orilla y nos dicen que en julio no lloverán hippos con Cosmopolitans en la pezuña. Me importa saber que un espíritu oculto es a prueba de nevadas para congraciarme con el que vende brownies con marihuana prestada. En realidad, a menudo nos fumamos chascos con sabor a cebollín que nos dejan vencidos con su olor a derrota. A nadie se le ocurriría cocinar sin delantal frente a una película de Oliver Stone con cortes del director haciendo yoga.

Un enigmático cambio de planes nos lleva hacia el corazón de una ciudad en ruinas. Nadie sabe por qué acabó abandonada. Las principales teorías son: el rey tapó el drenaje por comerse unos tacos de carnitas echados a perder, se secaron las jacarandas, un árbitro no marcó un penal del equipo favorito de todos o el oficio de libre albedrío no llevaba la firma del director de Finanzas. Me inclino a pensar en la última opción porque cuando la vida se vuelve gratuita, nadie sabe exactamente por qué las deudas de Hacienda no prescriben ni con la muerte.

Esto no es un corrido o una ranchera, así que ya de una vez corto por lo sano. Solo les pido un último favor. No intenten pelear con la oficina del Departamento de Aguas. Son muy poderosos desde que descubrieron que todos tenemos una piscina en nuestro cerebro. Se llama Hidropesía por leer tantos poemas malos como éste.

Cheers!

Piel de gallina (poética)

Lindo poema de miércoles. No toque el pollo si no está lavado, luego le van a querer cobrar la salmonela cuando termine de pagar la tenencia. Sale muy caro ser valiente.

Tenebroso andar por los confines que sangran las axilas del mar. Cientos de hombres han quedado descoyuntados. Se acabaron la miel para los hot cakes y ya no hay plumas con que rellenar las almohadas.

Un arco dispara un perro a 5 centímetros por siglo. Yo me tardo menos en vestirme con un traje de lentejuelas. El pantalón me corta la circulación, pero siempre ando con una sonrisa que el empleado del banco envidia. No me quisieron prestar 500,000 dólares para enviar pollitos de hule a la luna.

El vecino llamó a la policía. Dice que por las noches se oye mucho ruido en el octavo piso. Se le dijo hasta el cansancio que no se preocupara. Es el fantasma de don Eustaquio con deseos de cobrar la renta. Nadie le paga. Acá debemos hasta los dulces a Hacienda. Alguien nos dijo que podemos evadir impuestos con sueños húmedos. Los orgasmos se cotizan muy alto en el mercado negro.

Sobre el jardín se acuestan las hormigas después de devorarse las manzanas. Ya estoy harto de ellas. Pienso envenenarlas. Pero hay una cosa que no había pensado. Los cadáveres atraerán a cucarachas, y éstas llamarán a los pájaros, y éstos serán presa de las serpientes, hasta que el mundo decida usar el cascabel como arma de destrucción masiva. Eso altera a cualquier piel. Nunca tomen sol en domingos. Las marcas del Señor nos recuerdan a los presos que ya no pueden ordenar daiquiris mientras esperan a su abogado.

Laberinto (poética)

Sobre las ramas se extiende el caracol desvelado. No tiene ganas de hablar con nadie. Por la madrugada bebió licores y se enemistó con una lombriz.

Todo comenzó por un malentendido. El caracol tejía una plafón de hoja para admirar los atardeceres. La lombriz pensó que se quería robar su señal de cable.

El pleito se extendió por todo el árbol. Un gato adinerado le reclamó a una cigüeña la tardanza por entregarle tarde su pizza. Ardillas desesperadas se quedaron atrapadas de la cola en la banda elíptica del gimnasio.

Llega el águila para aplacar el temporal. Nadie quiere hablar. Se sienten ofendidos. Inspecciona la situación para llegar a un acuerdo de paz. Convenido. Caracol se compromete a dar transmisiones gratuitas de HBO con sus antenas. La lombriz jura que ya no espiará a la mujer de su vecino mientras se ducha.

Las campanas se la iglesia rebotan. Son los frutos del capulin que entregan su dulzor al piso. Es una lluvia de alegría. En la cena del solsticio de verano se brinda por el placer de la unión. Lombriz, que ha bebido mucho Merlot, sube al paflón y se pone a dar de balazos. Está poseído por el demonio. Caracol reacciona y la TV de plasma de 70 pulgadas se rompe al instante. Esto es la guerra, cabrones.

Tendidos panza pa arriba en el tronco reposan los alegres compadres. Caracol y lombriz. Se dan un abrazo fraterno. No pelearán más. Pero lombriz no resiste y vuelve al ataque. —Tu esposa ya no lleva su caparazón de casada. ¿La dejas andar conmigo?

Río Negro (poética)

bed-sheets-tumblr-header-mgtswwz5

La lava se derrite y penetra a través del torrente. Nacen valles y cadenas montañosas sobre mi garganta. Por cada grito sofocado, un fantasma pierde el tren a Belén.

Es un misterio saber qué hay debajo del ombligo. Los magos han dicho que ahí se encuentra la mansión de Playboy. Cada vez que alguien se acerca y le sonríe a mi vientre, sale gozosa la champaña de cosecha reciente

Por las piernas se forma un laberinto que muere en el desierto. Un explorador confirmó que la atmósfera es más delgada que en Marte. Estrías y moretones forman cráteres donde el correcaminos pasea incólume. Enterrados quedaron los mapas que señalan el glande.

Ya pasaron varios años desde la última vez que las manos tocaron el agua. Han rozado perillas, manzanas, caballos, recibos de teléfono, computadoras, piedras. Desesperadas, tocan el corazón en busca de los mantos acuíferos que escapan por mi boca cuando en invierno dejo al suspiro sobre la ventana. Nada. Se niegan a pagar el importe de mi sequía.

Amanecen las nalgas cubiertas de flores. El sol las cubre con su sonrisa mantequillosa. Desde la Nasa reportan que un cosmonauta ha recolectado pruebas de un pez muerto. Los poros le han asegurado que en el Jurásico había un río negro. Que no se ha secado todavía. Reverbera a pesar de ser fósil, envuelto por el oleaje de las sábanas de seda.

Sin título (técnica mixta)

Entre las dalias se abre un camino, lleno de ranas mutantes y peces en silla de ruedas. Al fondo del claro, aparece la nave de los locos.

El aire se vuelve más liviano. Un pozo vacío hace yoga con denuedo. Hace “OM” como constipado. Gallinas escapan de la prisión cargando huevos de otros nidos. La policía incautó los suyos.

Hace mucho tiempo que la sal se quedó aquí. Los monos siguen sin poder atinar con su aro en los cuernos del elefante. A la anciana del farol se le queman los pasteles porque olvida apagar el sol. Los gendarmes son golpeados por sus macanas.

Siempre hay una solución posible. Abran una escotilla y dejen escapar los lingotes de oro. Las grandes fortunas no son buen augurio a bordo de un barco. Antes solían cantar las sirenas. Desde que se las llevó Superman, sólo nos quedan las porristas de los Cafés de Cleveland. Nadie las ha visto.

Hoy amaneció grisáceo. Los animales siguen durmiendo en el granero. Quizá Silvestre ya se haya comido a Piolín. Yo voy a ver si ya puso la puerca. Fue la última voluntad que me encomendó Abraham Simpson.

Gravedad (poética)

No hipoteques tu soledad a meses sin intereses, te comerán vivos los cardos y se quedarán sin ojos los árboles.

Bajo el manto de la vergüenza se esconde una bellota. Sabe a ilusión que no ha sido descubierta. Espero a que te liberes para que entres a la contienda.

Este es un mundo de gigantes donde nadie quiere ser culpable. Juzgados desprovistos de agentes alucinantes. Es una baja jugada del destino. Nacer sin poder elegir el nido.

Si te sientes atrapado no dudes en llamarme. Tengo fax, telégrafo y hasta un cable pelado de alambre. Allá afuera quieren verte muerto. No les de ese gusto. Diles que tu oficina es a prueba de humo.

Nada es lo que parece. Ni siquiera tu voz en el templete. Aprieta bien las manos y captura a la cigarra. Ella te dará cobijo y templanza.

Recreo (poética)

En 1990 decidí ser astronauta, pero nadie me dijo que la miel no flota en el vacío.

En algún parque suenan los Scorpions y un barco de petróleo tiñe de negro la resbaladilla. Mis nalgas quedan más suaves que el bebé de Pampers.

Nadie sabe con certeza cómo cortar un aguacate, y sin embargo, cada hueso roto de un soldado deja los campos sin vendimia. La paz os dejo, mi paz os doy, no olvide darle la mano a su enemigo mientras le roba un Rolex.

Cada loro con su tema. Woody es un egoísta que sólo quiere acaparar la pantalla y el Señor Cara de Papa engaña a su esposa. Si en 5 años no hay una revolución, las novelas de Le Clézio van a ser más porno que el libro vaquero. ¡Tan poquito amor para desperdiciarlo en celos!

No te duermas en el metro. Ahí te intentan vender a Caló como un grupo de rap respetable. Mejor súbete a mi espalda y ponte a rimar al estilo Cartel de Santa; ¿dónde están perros? Ah, seguro están ladrando sin chupe, sin argumentos.