La Campaña Publicitaria (clase de Historia)

El día de hoy los alumnos han traído al siglo XXI los inventos que revolucionaron al mundo en la Belle Epoque. ¿Cómo vender un telégrafo con un toque de picardía y oportunismo?

Hasta ahora, la unidad I del programa pone énfasis en resaltar los cambios tecnológicos que experimentaron las sociedades europeas por el crecimiento exponencial de la electricidad y el petróleo. De la mano de la industrialización, la vida urbana se fue configurando a un ritmo frenético.

El objetivo de esta actividad es poner el foco en el marketing como un medio de difusión masiva con el objetivo de captar un público cautivo. La historicidad señala que los simbolismos decimonónicos de progreso, avance científico y tecnología estaban enmarcados en una era de prosperidad como fin último, tal como lo pensaba el Positivismo.

La cultura del consumo y el entretenimiento pone en la mesa de discusión dos aspectos a contrastar: neurosis vs comodidad. ¿Realmente la vida urbana nos trae los beneficios materiales que el capitalismo pregona? ¿Estamos acaso entrando a una nueva era de la incomunicación tal como Eco sugiere? La respuesta se puede ver a través de la creatividad de los chicos, una impronta energética que desconfigura cualquier frontera y nos presenta su visión de la “victoria material”.